Síguenos
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle

Parque

Doña Inés

El Bosque Urbano Doña Inés María Mendoza Rivera (conocido como el Parque Doña Inés) sirve de escenario ideal para nuestros eventos. Es un proyecto ecológico inspirado en las ideas y apreciaciones que tenía la familia Muñoz-Mendoza sobre la vital relación del hombre con la naturaleza. Este esfuerzo comenzó en el año 2000 cuando el Municipio Autónomo de San Juan adquiere los terrenos que desde ese entonces la Fundación Luis Muñoz Marín toma las riendas de su administración. 

 

El Parque Doña Inés constituye un espacio verde y bosque urbano de 12 cuerdas dentro de las 1,000 cuerdas designadas como el Corredor Ecológico de San Juan. Desarrollado con un contexto de arboreto, está dedicado a la siembra, reproducción, mantenimiento y exhibición de plantas nativas de Puerto Rico y el Caribe con objetivos de conservación, educación, investigación y recreación.

Esta joya de nuestra ecología adicionalmente provee hábitat para la flora y la fauna silvestre que difícilmente habitarían en un ambiente urbano. Con más de 2,000 plantas sembradas de sobre 250 especies, las colecciones están divididas por el Bosque Borinqueño, el Cinturón de las Palmas, la Catedral de Ceibas, el Bosque Caribeño, Mogotes, la Plazoleta Conmemorativa y un Mirador. La colección de plantas vivas está dispuesta a lo largo de una red de veredas con letreros interpretativos permitiéndole al visitante conocer de cerca los valores patrimoniales vivos de la naturaleza puertorriqueña y a la vez que alberga la colección más amplia de plantas amenazadas y en peligro de extinción de Puerto Rico.

 

El esplendor de este bosque urbano contribuye al mejoramiento de la calidad de vida de Puerto Rico brindando a los ciudadanos un lugar de esparcimiento propio para la recreación pasiva y el aprendizaje, y ofrecer, en el corazón de la ciudad capital, el beneficio que en el estado de ánimo obsequian los bosques.